Si la emoción se esfuma de tu relación, no hagas tanto drama y recuerda lo que los unió

Porque a veces es inevitable caer en la rutina de la vida.

¿Recuerdas que en un inicio al conocer a tu pareja todo era ilusión, emoción, éxtasis y pasión? Cómo olvidarlo ¿cierto? Aquella primera vez que se tomaron de la mano, el primer beso, la primera noche juntos, sus citas y todo aquello que los hizo enamorarse el uno del otro.

Pinterest

Ahora, después de un tiempo transcurrido en su relación, sientes que las cosas están más calmadas, por así decirlo, entre ustedes. Prefieren pedir una pizza que salir a cenar, prefieren ver películas en Netflix en vez de salir al cine, prefieren muchas cosas en las que no tienen que involucrar mucho esfuerzo. Y aunque esto te gusta, no puedes evitar preguntarte de vez en cuando si la emoción se ha ido de tu relación.

Entonces te sientas a admirar a tu pareja. Él está sentado en el sofá, con aquella pijama que tanto ama (si pudiera ir a trabajar con esa pijama, es seguro que no se la sacaría nunca), comiendo alguno que otro antojo. Él está absorto en aquel programa que a ti no te hace mucha gracia, pero a él, le fascina. Es en ese instante te preguntas ¿Qué pasó con el romanticismo y la pasión? Empiezas a creer que ya no estás tan enamorada y que quisieras volver a revivir todos aquellos mágicos momentos. Algunas dudas con respecto a la vida que estás llevando con tu pareja, te asaltan.

Pinterest

Desde hace un tiempo él te prefiere sin toda esa lencería sexy pero difícil de quitar y prefiere comprar comida a cocinar para ambos. Piensas y piensas, hasta que aquel ser que tanto observas, se acerca a ti y te da un beso, un abrazo, una caricia o te dice alguna palabra cariñosa. Y lo odias y lo amas al mismo tiempo, porque andabas filosófica y con aquel gesto que tuvo hacia a ti, hizo desaparecer todas las interrogantes que divagaban por tu mente.

Y caes en la conclusión de que si ya no te quiere con lencería fina, es porque te prefiere desnuda. Y si no se toma todo el tiempo del mundo en la cocina, es porque lo que más le importa es comer contigo, en tu compañía, no importa si es pizza o un plato exquisito. Y pues sí, también caes en el resumen de que la emoción se ha escapado de tu relación. Pero eso no quiere decir que el amor se haya acabado. Sabes que es algo natural, que la relación por ciertas etapas y depende de uno mismo cambiarlas.

Pinterest

Así que te acabas de acordar que  mañana inaugurarán un bar cerca de donde ustedes viven. Le comprarás una camisa nueva (adiós pijama por una tarde) y le pedirás cariñosamente que te acompañe a respirar fuera de casa. Pero sobre todo seguirás totalmente enamorada.

Publicado en: Amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.